¿Qué pasa si no pago al banco mis deudas?

Hacer frente a tus deudas es una de las mejores acciones que puedes hacer para fortalecer tu salud financiera. El pago de todos tus préstamos o tarjetas de crédito son acciones indispensables que no puedes dejar de hacer para construir un presupuesto correcto en tu estilo de vida.


Cuando se adquiere un préstamo, la entidad encargada de realizar el desembolso siempre querrá asegurarse de que podrás pagar cada mes la cuota correspondiente. En ese línea una de las acciones más importantes que realizan es medir la capacidad crediticia de las personas interesadas en un crédito bancario.


No obstante y a pesar de una rigurosa evaluación, a veces surgen contratiempos, como una emergencia, un despido, una enfermedad o un gasto inesperado que termina por derrumbar tu estabilidad financiera, haciendo insostenible cumplir tus obligaciones de pago frente a tus deudas.


¿Qué debes de hacer en estas situaciones?, ¿Cómo actuar si tienes deudas y no puedes pagarlas? Lo más probable es que los agentes estén llamando a tu número celular para preguntar por el impago de tus cuotas. Si crees que dejar cada mes para proyectarte a cubrir tus deudas en un futuro, es de lejos una mala decisión, pues cada día que pase la deuda será un problema mayor por todas las penalidades e intereses que debes pagar.


Por eso, antes de acceder a un préstamo es importante que seas consciente de lo que supone ser titular de un crédito. En el caso de un préstamo, la entidad financiera o bancaria será quién desembolsará una cierta cantidad de dinero con la obligación de que se le devuelva el capital más los intereses ganados. Bajo esta modalidad no hay una garantía de por medio, pero sí hay otros tipos de préstamos que sí involucran garantías como los préstamos hipotecarios.


¿Qué pasa si no le pago al banco donde adquirí mi deuda?



En el caso de que no pagues las cuotas mensuales pueden suceder varios escenarios. Se puede vender la deuda, iniciar un proceso judicial o en un caso extremo se pueden embargar los bienes hasta que se cubra el importe total de la deuda. Lo más común es el embargo de cuentas bancarias, cuando mantienes tus ahorros en una cuenta que corresponde al mismo banco donde solicitaste tu crédito.


¡Ojo! No todas las deudas generan un embargo, en los préstamos personales de cantidades bajas las deudas no involucran esta acción, pero sí graves problemas en las centrales de riesgo y el reporte de deudas de la SBS, donde se actualizará tu comportamiento crediticio y tu puntaje. Como consecuencia estarás reportado en la lista negra de Infocorp y las entidades financieras del Perú no querrán prestarte.


Por ello, si contratas un préstamo evalúa si te puedes permitir pagar cada mes el monto que se te indica, de lo contrario, podría causar que tu deuda se incremente y se haga imposible de pagar. Siempre se debe priorizar el pago de las deudas frente a otros gastos y tan pronto notes que no puedes cumplir con tus cuotas, acude a la entidad bancaria donde solicitaste tu crédito para solicitar un refinanciamiento o reprogramación de deuda. Siempre es mejor anticiparse a los problemas.


Ten por seguro que encontrarás una solución que beneficie tu economía. Aunque ambas alternativas son una solución efectiva para el cliente, también existe la compra de deuda, una opción para acceder a mejores condiciones y cuotas más bajas.


Enviar
Enviar