¿Cuál es la diferencia entre reprogramación y refinanciación?

Cuando hay deudas de por medio y surgen problemas, lo peor que puedes hacer es dejar de pagarlas, pues además de sufrir los intereses moratorios puede llegar a pasar tanto tiempo que tu crédito podría terminar como una deuda castigada. Para evitar estos problemas que podrían afectar tu score crediticio, hay dos opciones disponibles: la refinanciación y reprogramación de deudas.


¿Qué es refinanciar una deuda?


La refinanciación de deuda es una alternativa que el banco o el cliente solicita con el objetivo de acceder a un nuevo cronograma de cuotas. Se modifican los intereses y las condiciones para que el deudor pueda cumplir con sus obligaciones de pago. 


La refinanciación se da cuando el cliente ya ha tenido problemas de pago y su calificación crediticia pasa a ser negativa por mora. Aunque no siempre la entidad financiera es la que propone esta solución, el cliente tiene toda la libertad de intentar negociar un refinanciamiento por el bien de ambas partes.


¿Qué es la reprogramación de deudas?


La reprogramación de deudas se da antes que el cliente pagador caiga en el retraso de sus cuotas. Después de una evaluación financiera por parte del banco, se negocia el plazo de las cuotas mensuales con el objetivo de que se puedan cumplir sin aún ser reportado en Infocorp con una calificación negativa. Los términos y condiciones se mantienen, pero sí se reprograman los pagos del crédito.


¿En qué se diferencian?


  • No cambian las condiciones o la tasa de interés del contrato inicial, pero en la refinanciación sí, pues el riesgo es mayor y el crédito podría llegar a ser calificado como “pérdida” de no ser pagado.
  • En la refinanciación el cliente pagador tiene una calificación negativa, pues ya dejó de pagar sus cuotas, pero en la reprogramación aún está a tiempo de ampliar los plazos para evitar perjudicar su historial crediticio.
  • La reprogramación se da antes de la fecha límite de pago de la cuota mensual, mientras que en la refinanciación se da cuando el deudor ya se retrasó y no llegó a cumplir con sus obligaciones.



Muchas entidades financieras también ofrecen la opción de que los clientes con créditos o préstamos puedan congelar sus deudas. Pero, ¿es lo mismo que refinanciar o reprogramar? No, veamos qué significa este término.


¿Qué es el congelamiento de deudas?


El congelamiento de deudas se da cuando un cliente solicita que las cuotas de su préstamo sean fraccionadas en un nuevo crédito sin que representen una tasa de interés adicional o nuevas condiciones. Cuando empezó la pandemia ocasionada por la Covid-19, muchos peruanos acudieron al congelamiento de deudas debido a los problemas laborales que surgieron en el país a causa del confinamiento obligatorio.


Por eso, contar con un buen plan de pagos y conocer los límites de tus finanzas te ayudará a evitar problemas al momento de pagar tus deudas. En Prestamype te podemos ayudar a obtener un préstamo con buenas condiciones y una evaluación flexible. Te invitamos a conocer más de nosotros, aquí


Enviar
Enviar