¿Cuando se judicializa una deuda? ¿Puedo evitarlo?

No cumplir con un compromiso de pago puede ocasionar un proceso judicial contra tu persona. En este artículo te explicaremos cuando se judicializa una deuda, todo lo que implica y los hechos a los que se deriva dicha acción.


¿Qué es la judicialización de una deuda?


La judicialización de deudas es un término que se aplica cuando comienza una acción judicial causada por el incumplimiento de las obligaciones de pago. El objetivo de esta medida es recuperar el capital prestado, a través del embargo de bienes de propiedad del deudor.


La judicialización de deuda incluye a los créditos que están garantizados con algún bien inmueble, como por ejemplo los préstamos hipotecarios o con garantía vehicular. En el caso de deudas de montos pequeños, estos no se judicializan porque el costo de empezar un juicio podría superar la deuda y generar más gastos.


¿Cuándo se judicializa una deuda?



La deuda se judicializa cuando ya pasaron por todas las vías de cobranza y ninguna trajo resultados. Incluye los mecanismos conciliatorios donde la entidad financiera ofrece facilidades de pago y reprogramaciones. De esta manera se busca que ambas partes puedan evitar el último camino, llegar a juicio.


Para que una deuda se judicialice, la entidad financiera que prestó el dinero acude a un juez para demandar a su contraparte por incumplimiento. En todo el periodo que dure el proceso judicial se determinará si efectivamente o no se incumplió con las obligaciones de pago, y si la garantía o aval del préstamo debe iniciar un proceso de liquidación.


Una deuda judicializada genera gastos judiciales, además excluirte para siempre del sistema crediticio peruano. Por eso, bajo ninguna circunstancia debes permitir que un crédito o préstamo llegue a tal punto.

 

¿Debo preocuparme por una deuda que no se judicializa?


Si tienes un préstamo de dinero de monto bajo, las probabilidades de que llegue a juicio son muy bajas, no obstante incumplir  con el pago de tus deudas no te librará de las penalidades.


Los intereses moratorios pueden complicar por completo tus cuotas mensuales, por eso es importante que si no puedes cumplir con tus fechas de pago, acudas a la entidad que te prestó para que puedas encontrar soluciones buenas y que no perjudiquen tu historial crediticio. incumplir o llevar a juicio tus deudas solo empeorará tu situación financiera.


Solicita un préstamo rápido, seguro y con esquemas de pago flexibles con Prestamype. Te ofrecemos el mejor préstamo con garantía hipotecaria sin importar Infocorp. Puedes conocer si calificas de manera digital llenando nuestro formulario, aquí:


Enviar
Enviar