¿Qué es el flujo de caja y por qué es importante?

Un factor realmente determinante para el éxito de las empresas es saber gestionar correctamente el flujo de caja. En ocasiones, suele suceder que las dificultades de liquidez aparecen por falta de planificación, por lo que es importante que sepas qué es el flujo de caja, por qué es importante y cómo poner en práctica una estrategia efectiva que evitará la falta de dinero en tu empresa.


¿Qué es un flujo de caja?


El flujo de caja o cashflow es un informe financiero que detalla los ingresos y egresos que tiene una empresa en un tiempo determinado. En simples palabras, el flujo de caja es un indicador de de liquidez de una empresa.


El flujo de caja se caracteriza por dar cuenta de lo que ingresa y egresa de un negocio, lo que pueden ser los ingresos por ventas o pago de cuentas. En el flujo de caja no se usan los términos ganancias o pérdidas porque no tiene relación con el estado de resultados. Sin embargo, es de vital importancia conocer el flujo de caja de tu empresa porque permite conocer de manera rápida la liquidez de tu empresa, pudiendo evaluar qué decisiones tomar en el futuro:


Haciendo un flujo de caja podrías saber: ¿cuánto de mercadería puedo comprar?, ¿Necesito un crédito o puedo pagar al contado?, ¿hay excedentes para realizar inversiones?, ¿puedo pagar mis deudas en su fecha de vencimiento o necesito refinanciamiento?


¿Cómo hacer y llenar un flujo de caja?


Para realizar un flujo de caja, el primer paso es contar con la información sobre los ingresos y egresos de tu empresa. El segundo paso es acudir a tu libro contable para ordenar la planilla de cálculo. Por último, conociendo los saldos de cada periodo mensual, podrás proyectar tu flujo de caja para el futuro.


El flujo de caja tiene una serie de filas y columnas que deberás llenar para obtener los resultados financieros. Los elementos que deberás llenar son:


  • Fecha: Este apartado se irá llenando a la par de todos los tipos de transacciones que hagas: sean ingresos o egresos.


  • Concepto: Es el título de la operación que se está ejecutando. Pueden ser ingresos como egresos.


  • Código: En algunos casos, las empresas asignan un código a los movimientos.


  • Entradas: La columna de las entradas se registran en los ingresos. Pueden ser, ventas o cobros realizados.


  • Salidas: Esta columna será exclusivamente para los egresos de la empresa. Puede ser los pagos que hace tu negocio.


  • Saldo: A través de sumas y restas en esta columna conocerás cuál es el estado actual de tu caja. 


¿Por qué es importante hacer un flujo de caja?


Es importante hacer un flujo de caja por las siguientes razones:


  • El flujo de caja te anticipará a un posible déficit de efectivo , de este modo, podrás tomar acciones y buscar financiamiento si es necesario.


  • Con un flujo de caja podrás sustentar futuros requerimientos de créditos e incluso tener un plan de negocios sólido.


  • El flujo de caja es importante porque te permitirá conocer saldos positivos acumulados que podría representar una inversión para el crecimiento de tu empresa. Este tipo de información se registra como intereses ganados en el apartado de los ingresos.


¿Para qué sirve el flujo de caja?


  • Analizar la viabilidad de proyectos de inversión. Los flujos de caja son la base para calcular el valor neto y la tasa interna de retorno.


  • Detectar problemas de liquidez. Ser rentable no es sinónimo de liquidez. Una empresa puede tener problemas de efectivo y ser rentable a la vez.


  • El flujo de caja sirve para medir la rentabilidad o crecimiento de un negocio, aún cuando las normas contables no representan adecuadamente la realidad económica de una empresa.


Modelo de Flujo de caja



Habiendo terminado de llenar toda la información correspondiente de tu flujo de caja podrás analizar al detalle cada columna y tomar decisiones. Si al final de un ciclo contable terminas con un saldo positivo, quiere decir que tu empresa va por buen camino. Por el contrario, si al terminar tu análisis terminas con un saldo negativo, es hora de tomar decisiones para evitar cualquier peligro.


Si tu empresa cuenta con problemas de liquidez, en Prestamype tenemos la mejor solución para ayudar a tu negocio. Gracias a la plataforma de factoring de Prestamype podrás adelantar el cobro de tus facturas. Así como lo lees. No tendrás que esperar más de 30, 60 o 90 días para recibir el pago. Con el factoring no se generan deudas ni tampoco necesitarás historial crediticio. Simula el adelanto de tus facturas aquí y mejora la liquidez de tu empresa. ¡No esperes más!


Simula tu adelanto aquí

Monto de tu(s) factura(s)

Desde S/ 3,500

Los montos son referenciales.
Interés mensual desde 0.8%.
Adelanto hasta el 90%.

Vencimiento de la(s) factura(s)

Selecciona la fecha en la cual tu cliente debe pagar la(s) factura(s)

Recibirás ahora (adelanto)

S/ 0

Recibirás cuando tu cliente pague (garantía)

S/ 0

Los montos son referenciales.
Interés mensual desde 0.8%.
Adelanto hasta el 90%.