Mypes buscan reprogramar sus deudas ante paralización de actividades

Los micro y pequeños empresarios de Lima se empiezan a acoger a las distintas facilidades de pago dispuestas por la Superintendencia de Banca y Seguros (SBS) para aliviar los efectos causados por la convulsión social. Entre los más perjudiciales se encuentran los bloqueos de carretera y paralización de actividades por “paros” o “marchas”.


Si bien muchos empresarios del interior del país ya intentan acceder a alguna facilidad de pago para cumplir con sus deudas, ahora los negocios de Lima buscan también una oportunidad para seguir adelante con sus negocios, pero sin afectar su economía.


¿Cuál es el principal problema?


Desde inicios del mes de enero hay una reducción en la capacidad de pago de los negocios que obedece a una circunstancia muy preocupante: la reducción de ventas. Es por este motivo que, un gran número de empresarios está reprogramando sus créditos. Sumándose a las mypes, de las distintas regiones del país, que fueron afectadas por las marchas y protestas desde el 2022.


¿Qué podría pasar a futuro?


Aunque las micro y pequeñas empresas que han solicitado reprogramación no representan una gran magnitud, podría aumentar si la convulsión social se extiende por más tiempo en todo el país


Se sabe, que los empresarios de la capital que han podido pagar sus cuotas este mes, lo han hecho con el apoyo de sus ahorros y con parte de los ingresos obtenidos en la campaña Navideña. Sin embargo, si esta situación continúa habrá fuertes problemas de pago que imposibiliten a las mypes cumplir con el pago de sus créditos.


Situación en Gamarra


Los empresarios de Gamarra viven una situación igual de preocupante. Desde la campaña navideña, las mypes están buscando distintas opciones financieras para cumplir con sus pagos de alquiler, salarios y de créditos. La incertidumbre que se ocasionó en diciembre de 2022 y que sigue hasta hoy, viene generando temor y bajas expectativas para las próximas campañas del presente año.


Los confeccionistas que hacían ventas de gran magnitud al interior del país, hoy tienen que vender sus productos a precios muy bajos para no saturarse de mercadería y así, generar ingresos para el negocio.


¿Qué se le pide a la Superintendencia de Banca y Seguros (SBS) ante esta situación?


Se le ha solicitado la ampliación de 60 días para una reprogramación en el pago de cuotas. Se sustenta que los empresarios necesitan entre 4 a 6 meses para refrescar su capital de trabajo y continuar operando en sus negocios. 


Pero ese no sería el único pedido, las entidades financieras están evaluando otorgar periodos de gracia de dos meses a los empresarios que necesiten generar ingresos y no gastos en el corto tiempo.


¿Qué respuesta dará el ente regulador? En los próximos días se conocerá la solución aprobada para aliviar las finanzas de las mypes del país. No obstante, si las marchas y bloqueos se prolongan, el tiempo solicitado para una reprogramación o periodo de gracia sería muy corto y terminaría comprometiendo aún más a los empresarios. 


Enviar
Enviar