¿Qué es un crédito bancario?

Las formas de conseguir financiamiento dentro del sistema financiero en el Perú han variado constantemente con los años; sin embargo, tras la pandemia, las principales variaciones se han dado en las condiciones que exigen las entidades financieras a los solicitantes interesados en obtener liquidez, pues el riesgo de impago era alto, lo cual era entendible considerando el contexto vivido.


Lo bueno es que esta tendencia está cambiando de manera positiva para los peruanos, pues la situación económica de gran parte de la población está mejorando y los indicadores de crecimiento económico también muestran un escenario favorable para el futuro. 


En ese sentido, si tienes interés en solicitar un financiamiento a través de una entidad bancaria en el Perú, aquí te explicamos una alternativa que te puede ser de gran utilidad llamada crédito bancario. 


¿Qué es y cómo funciona un crédito bancario?


Se entiende por crédito bancario a la suma de dinero que una entidad financiera otorga a su cliente con la condición de que este devuelva solo el monto utilizado más los intereses generados de manera gradual o en un solo pago.


A diferencia de un préstamo, el crédito bancario funciona con otra modalidad, pues únicamente tienes la obligación de devolver el monto que gastaste, más no el monto total de dinero que el banco te prestó, por lo que deberás tener como base de pago de interés el dinero del que dispusiste. 


Tipos de créditos bancarios


Las entidades financieras ofrecen diversos tipos de créditos bancarios al público con el fin de abarcar las necesidades de financiamiento más solicitadas de los potenciales clientes. A continuación, te presentamos los tres tipos de crédito más populares e importantes en los últimos años en el Perú.


Tarjetas de crédito


Una tarjeta de crédito es un instrumento de pago que puede ser emitida por una entidad financiera para que el cliente pueda acceder a una línea de crédito y realizar distintas operaciones, como adquirir productos o servicios a través de la tarjeta física, es decir, la cancelación de dicha adquisición se dará sin efectivo y el monto se cancelará en el futuro. En ese sentido, gracias a esa facilidad de pago que tendrás con la tarjeta de crédito, deberás pagar intereses, comisiones o algún otro gasto establecido en el contrato a parte del importe gastado.


Recuerda que, de acuerdo a la SBS, las entidades financieras están obligadas a ofrecer una tarjeta de crédito sin cargo de membresía anual entre su gama de productos. 


Créditos Hipotecarios


Los créditos hipotecarios, como su nombre lo menciona, son créditos que se otorgan a personas naturales con la intención de que estos adquieran una vivienda, puedan construirla, remodelarla, mejorarla o demás modificaciones. Este financiamiento se garantiza a través de una hipoteca, la cual debe estar inscrita a favor de la entidad financiera responsable del contrato.   


En algunos casos, las entidades financieras piden como requisito al solicitante el seguro de desgravamen, si bien no es obligatorio tiene beneficios para ambas partes, pues este seguro libera de deudas a los herederos del solicitante y garantiza a la entidad financiera la recuperación del monto prestado.


Cuenta Corriente


A diferencia de la opción anterior, a las cuentas corrientes pueden acceder tanto las Personas Jurídicas, como las Personas Naturales que cuenten con un negocio. A través de este crédito los clientes podrán disponer de los fondos otorgados por la entidad financiera de manera total o parcial; así como, de forma inmediata y con la posibilidad de admitir el uso de chequeras. 


Asimismo, te comentamos que las empresas del sistema financiero que pueden recibir depósitos en una cuenta corriente son los bancos, las financieras y demás empresas autorizadas del sistema financiero que cumplan con los requisitos establecidos en el artículo 290° de la Ley N°26702


Así como los créditos bancarios resultan ser una alternativa de financiamiento atractiva para muchos, en algunos casos, esta opción no logra superar las expectativas de otros debido a que los créditos suelen tener más restricciones que otras alternativas de financiamiento, como los préstamos. Por ejemplo, los préstamos con garantía hipotecaria son una opción popular en la actualidad, especialmente, porque a través de este mecanismo puedes obtener altos montos de financiación, con tasas muy competitivas y con condiciones de pago flexibles


Lo bueno es que en nuestro país existen entidades financieras confiables que ofrecen este tipo de préstamo con excelentes beneficios. Por ejemplo, la fintech peruana Prestamype tiene como producto principal los préstamos con garantía hipotecaria, el cual está dirigido a todas las personas que necesiten financiamiento incluso si están registradas en Infocorp. 


Adicionalmente, con esta fintech puedes precalificar en minutos y de manera 100% digital ahorrándote tiempo y dinero. Para poder acceder a los préstamos con garantía hipotecaria de Prestamype debes estar interesado en solicitar un préstamo igual o mayor a S/20 mil soles y contar con una propiedad que funcione como garantía del préstamo.  


Enviar
Enviar